Archivo del sitio

ARUSPICINA Y ALFILERES (PASILLOS DE COLEGIO)

Maniquí "neomudejar"

Maniquí “neomudejar”

ARUSPICINA Y ALFILERES (PASILLOS DE COLEGIO)

Tengo que confesar que hoy por hoy, soy como soy, por culpa y gracia de la tía Ágata; leonesa de nacimiento y gallega de carácter, modista de profesión y bruja por afición; en su universo convivían, en rara armonía, constelaciones de alfileres, agujas, retazos de papel de seda y jabones de marcar.

En aquel mundo extraño pasé muchas tardes de mi infancia remota: recortando mariquitas con sus enormes tijeras, mientras observaba el desfile de señoras desconocidas, que entraban revoloteando y terminaban posadas en medio de la sala, quietas como estatuas y revestidas de papel cebolla y alfileres de bolita de colores (que como los adjetivos de las mentiras y los cuentos, no sirven para coser, son sólo para sujetar).

Lee el resto de esta entrada

DE LOS CIRCOS TRASHUMANTES Y OTRAS AMENAZAS “NO DEL TODO” PRODUCTIVAS

PASILLOS DE COLEGIO: DE LOS CIRCOS TRASHUMANTES Y OTRAS AMENAZAS NO DEL TODO PRODUCTIVAS

Aunque tengo que reconocer que he llegado a utilizar el truco del hombre del saco con Garbancito – no hay madre del todo perfecta, y aunque no me gusten las amenazas, a veces la supervivencia puede más – la que nunca utilizo, bajo ninguna circunstancia, es la de la de regalarle a un circo trashumante.

Aunque solo sea porque comprobé, de primera mano, que no funciona; es más, lo considero un método contraproducente y con alguien con el carácter tan fuerte como una recia legumbre, incluso peligroso, además. Lo sé porque yo misma, a su edad, lo único que quería era precisamente eso: marcharme de casa con los famosos zíngaros aquellos. Y tal fue la influencia de aquella historia en mi maleable mente infantil, que todavía hoy sucumbo periódicamente al sueño de escaparme y viajar eternamente de la mano de algún saxofonista – o de cualquier otra disciplina artística, con tal de que sea alguien bohemio y viajero de verdad –

En cuento a Garbancito, miedo me da que el supuesto castigo, le suene a él también a sugerencia, porque ¿quien no desearía una vida consistente en viajar de un lado para otro, jugar con el hombre invisible y la mujer barbuda, creciendo asilvestrado y sin ningún tipo de escuela ni obligación? A su edad me soñaba bailarina oriental o zíngara quiromante, inventando futuros oficios tan variopintos como la adivinación de los posos del café (de las visitas) la adivinación del futuro pintando en la bola (pisapapeles) del despacho paterno, el espectáculo de cabaret con mi disfraz de flamenca y los tacones rojos de juguete, perfectos para improvisar…

Hoy por hoy lo recuerdo con nostalgia y cierta pena, porque en realidad nunca tuve verdadero talento delictivo; una auténtica lástima: por más que me esforcé, nunca conseguí portarme tan mal como para que cumplieran con lo prometido…

Aunque en realidad, nunca se sabe: los sueños de la infancia nunca se pierden del todo, solo se reconvierten en materia prima para los sueños futuros; por eso aún conservo en el armario, junto con la capa mágica y la alfombra de volar en sueños de Garbancito, las pulseritas de plástico y los tacones rojos, preparados para salidas de emergencia, en una maleta antigua de aquellas de papel cartón…

El circo de la memoria (Valladolid)

El circo de la memoria (Valladolid)

GARBANCITO Y EL HOMBRE DEL SACO

Los años pasan, y los garbancitos se van haciendo cada vez más mayores; sobre todo ahora que los tiempos han cambiado, y parece que nacen aprendidos: tan sabios resultan, a ratos, tan vividos y aprendidos, que cualquiera les llama ya al orden con leyendas deslustradas de “hombres del saco” y zíngaros “trashumantes”, como aquellos a los que me iban a regalar a mí, al menos dos veces al mes (para que me dieran una ocupación útil, como entretener a la cabra y otras tareas con las que expiar mis numerosas maldades y así ganarme el imprescindible chusco de pan).

Sé muy bien que, a estas alturas, Garbancito no me va a creer del todo; y aún así, me he traído de la ciudad de Toro (Zamora) una foto perfecta para él; seguro que con este cuento, durante un par de semanas, se portará bien por si acaso; porque por mucho que la historia no le parezca cierta, hay algo que sí sabe todo el mundo (tenga la edad que tenga):

“Garbanzo precavido… siempre vale por dos”

 

Venta de garbanzos (Toro, Zamora)

Venta de garbanzos (Toro, Zamora)

 

WATCHMEN: PASILLOS DE COLEGIO (FOTOGRAFÍAS)

WATCHMEN (PASILLOS DE COLEGIO)

Si en el mundo existiera una figura de autoridad incuestionable, desde luego sería ésta (sobre todo si es la hora de cenar).

HABLANDO DE LA SEÑORA OBDULIA

Y HABLANDO DE LA SEÑORA OBDULIA

Madre del amor hermoso.

Y yo pensando que me había quitado el embrollo de encima: pues mire usted por donde, que la protagonista no está para nada conforme con… su cuento.

Me la acabo encontrar en el ascensor: venía a reclamarme, nada menos, porque el final de mi segunda historia no le ha gustado “pero nada de nada” y desde luego “no sirve” – con todos sus respetos a mi licencia del autor”

– Fíjese usted que en verdad, no hay una sola cosa en el texto que sea mentira – cierto es, no le estoy acusando de nada – Pero es que si no cuenta la historia entera, explicando requetebien como acaba al final y todo, los vecinos se van a terminar creyendo que he perdido la chaveta. “Y eso sí que no me gustaría a mí nada: encontrármelos en el mercado y que me huyan pensando que estoy enajenada (y para más inri se queden sin escarmentar, que no, que no)” …

Lee el resto de esta entrada

A VUELTAS CON LA SEÑORA OBDULIA

A VUELTAS CON LA SEÑORA OBDULIA

A todo esto, tendré que seguir contando el cuento de la Señora Obdulia; porque si no, capaz es de quedarse rondando por las habitaciones murmurando a todas horas, que a la larga puede resultar molesto de verdad… Y el caso es que, antes, no murmuraba: más bien era mujer alegre; una de esas raras personas, como dirían en mi tierra, “de habitual buen conformar”.

Lee el resto de esta entrada

Photoshopeando

Photoshop, Lightroom y fotografía digital

Polychrome

A colorful art and style blog

Espectro Visible

notas, estudios y reflexiones sobre fotografía

Librospdfgratis.org Descarga todo tipos de libros y revistas gratis

Librospdfgratis.org La mejor pagina para descargar libros y revistas en pdf de manera facil y gratis

Ana Lara FormArte

Life is Art. Live your Colours

Jose Bravo

Photo & psychotherapy

FERNANDO DÍAZ

Como coach social certificado te puedo acompañar para salir de donde no quieres estar y llegar a un sitio que consideres mejor para ti. Llámame.

Fotografia Documental

Documental Muisca Sesquie Colombia