Archivo de la categoría: literatura

RECURSOS HUMANOS (LA DIMISIÓN DE “SAPO”)

LA DIMISIÓN DE “SAPO”

Llega el cambio de turno; se acababan de encender las luces de emergencia del decorado del bosque, mientras van colocándose, poco a poco, en sus puestos, los actores de la función nocturna, listos para comenzar la jornada laboral.

Todos llegan más o menos puntuales a la escena; excepto la bruja, que en realidad ya está allí, puesto que como ya sabemos, tiene también otros asuntos burocráticos de los que ocuparse durante el día – atender consultas de princesitas y caballeros andantes o entrevistar destripaterrones aspirantes a príncipe azul de cuento, por ejemplo –

Parece una jornada tranquila: no suelen aparecer muchos príncipes los lunes, después del ajetreado fin de semana. La bruja se pasea puente levadizo arriba y abajo, charlando con un grillo, con fama de chismoso, que le está poniendo al día con los últimos cotilleos del lugar.

–          Esto… disculpe, Señora Bruja. Espero no interrumpir, porque no he pedido cita, pero si fuera posible, aunque solo sean cinco minutos, me gustaría…

–          Ningún problema. Dígame, Señora…

–          Señor. Señor “batracio”, del cuento de “La princesa y la rana”, Señora Bruja.

–          Ah sí… discúlpeme; soy fatal para los nombres, y más a estas horas de la noche, que no han acabado de encender todas las estrellas, y veo fatal. Cuénteme, señor Batracio: ¿qué le trae por aquí?

–          Pues… Como usted sabe, llevo asignado al papel de rana del cuento desde que quedó la vacante, por matrimonio de mi predecesor. Me hechizó usted misma, hace así como cuarenta años, en la feria de mayo. Estoy destinado a la charca del este del bosque junto al castillo.

–          ¿Y qué le acontece, señor? ¿En qué le puedo ayudar?

–          Pues mire usted, Señora Hechicera ¿la puedo llamar así? Venía principalmente a solicitar, bueno, a pedir… ¿Sería posible modificar un poco el cuento? Es que me han dicho que cuarenta años ya son muchos para el papel, y que en breve, se rumorea, bueno, se dice por ahí… que me van a ascender a Rey consorte de otro cuento.

–          Si, algo de eso habíamos hablado últimamente. Y es un buen ascenso, merecido además. ¿No está contento?

Pues no. No estaba contento. Con mucho tacto, para no enfadar a la bruja – que tiene poca paciencia, y ya sabe todo el bosque, que a una bruja nunca es buena idea molestarla- le explicó que no veía que aquel ascenso fuera “tan atractivo”.

Estaba feliz con su puesto. Para él había sido todo un descubrimiento: él que como príncipe corriente y moliente nunca había tenido demasiado éxito con las féminas de los cuentos, de pronto se hizo con una inusitada fama de soltero de oro; raro era el día que no se veía solicitado por una dos, hasta tres princesitas solteras en busca de pareja con la que desposarse, y deseosas de probar suerte con él: hacían cola, esperaban incluso semanas ¡para poder besarle!

Se había acostumbrado a aquella vida; tanto era así, que no tenía intenciones de sentar la cabeza. Con tanta princesita encantadora (y joven) alrededor, no veía interés alguno en cambiar de obra; y además, todas eran preciosas: ¿Cómo habría de decidirse? ¿Qué interés podía tener, pudiendo besar a docenas, limitarse a una sola? Y si la dirección le cambiaba de puesto y luego no le gustaba el nuevo papel, ¿qué iba a hacer entonces? Que después de todo, tampoco era tan mayor; ya se sabe que en ese mundillo, a ciertas edades, los papeles eran más restringidos y más escasos – y con la crisis literaria, mucho peor – pero estaba muy en forma, todavía tenía años por delante antes de dedicarse a papeles mayores – como el de anciano Rey viudo de Cenicienta y cosas por el estilo-…

–            Así que, por todo eso, si fuera posible permitirme continuar… quién sabe, cinco o seis años, o algo así…

Suspiraba la bruja, paseando puente levadizo arriba y abajo, con la obsequiosa rana brincando alrededor. “Lo que tiene darle el papel a un hombre y no hacerlo al revés y contratar a una auténtica rana” – pensó – Aunque visto lo visto, no merecía la pena intentar convencerla de lo contrario, porque asignarle a según que damiselas, demasiado románticas o demasiado cándidas, habría sido un grave error.

Dio tres o cuatro vueltas más, y al cabo, decidió concederle su deseo. Ya había decidido a la vez, cual debía ser el escarmiento para la rana: mejor que disfrutara de las princesitas de “su obra” todo lo que pudiera.

Pronto tendría una edad poco adecuada para príncipe heredero; y como no había querido ascender a Rey en su momento… se quedaría de Sapo para las fábulas de Samaniego – condenado al estricto celibato, por exceso de ambición –

Fuente del sapo (Parque del Retiro, Madrid)

Fuente del sapo

GARBANCITO Y EL HOMBRE DEL SACO

Los años pasan, y los garbancitos se van haciendo cada vez más mayores; sobre todo ahora que los tiempos han cambiado, y parece que nacen aprendidos: tan sabios resultan, a ratos, tan vividos y aprendidos, que cualquiera les llama ya al orden con leyendas deslustradas de “hombres del saco” y zíngaros “trashumantes”, como aquellos a los que me iban a regalar a mí, al menos dos veces al mes (para que me dieran una ocupación útil, como entretener a la cabra y otras tareas con las que expiar mis numerosas maldades y así ganarme el imprescindible chusco de pan).

Sé muy bien que, a estas alturas, Garbancito no me va a creer del todo; y aún así, me he traído de la ciudad de Toro (Zamora) una foto perfecta para él; seguro que con este cuento, durante un par de semanas, se portará bien por si acaso; porque por mucho que la historia no le parezca cierta, hay algo que sí sabe todo el mundo (tenga la edad que tenga):

“Garbanzo precavido… siempre vale por dos”

 

Venta de garbanzos (Toro, Zamora)

Venta de garbanzos (Toro, Zamora)

 

NOTICIAS DEL BOSQUE DE ASFALTO: CASO BLANCANIEVES

“El Sindicato de Hechiceras elude señalar responsabilidades en el caso Blancanieves”

En declaraciones exclusivas para la revista “Actualidad”, la bruja Maléfica, actual portavoz del Sindicato de Brujas y  Hechiceras del reino, reivindicó la labor de sus afiliadas y defendió la necesidad de un acercamiento del papel de su colectivo a la sociedad.

Respecto al proceso abierto contra Grimhilde por presunto delito de envenenamiento, el sindicato considera que la madrastra de Blancanieves está sido víctima de un “juicio paralelo” destinado a dañar su imagen, y que la crítica literaria “no ha sabido abstraerse de la presión mediática e ideológica” que ha rodeado este proceso.

En línea con las argumentaciones de la defensa, Maléfica afirmó que “las manzanas no tienen nada de malo, suelen recetarse por su alto contenido en antioxidantes”; asimismo insistió en que “habrá que esperar a que se esclarezcan todos los hechos” antes de señalar responsabilidades concretas, ya que si la princesa realmente estaba aquejada de fatiga crónica, la acusada sería absolutamente inocente, y estaríamos hablando en realidad de falsas imputaciones y un claro caso de calumnias por parte de los autores del cuento.

Grimhilde terminó su intervención señalando que “debido a la falta de rigurosidad por parte de algunos escritores” (los Hermanos Grimm y el Sr. Andersen entre ellos), las brujas y hechiceras han sido “poco comprendidas e injustamente valoradas desde tiempos inmemoriales por la opinión pública”.

Casa de Cervantes, Valladolid

“Aposentos de Blancanieves, imagen de archivo”
(Imagen: Casa de Cervantes, Valladolid)

Otras noticias: PRISIÓN CAUTELAR DE GARBANCITO

MI SÍNDROME DE ALICIA

MI SÍNDROME DE ALICIA

Lo reconozco, padezco del síndrome de Alicia; suponiendo que mi personal “rareza” esté descrita ya.

Igual que la Alicia del cuento, cuando el aburrimiento me puede, acostumbro a salir a la calle, en busca del primer personaje apresurado que se cruce en mi camino. No es nada complicado, los Conejos Blancos y las Liebres de Marzo son casi todas iguales: fáciles de localizar, con sus móviles de última generación, maletines repletos de importancia, lustrosos zapatos de serraje o altísimo tacón.

Lo normal es tener suerte – porque la suerte es una asaltadora de caminos, suele salir al encuentro de los pobres incautos que la andan buscando –

Y por eso, aunque a veces malgasto la tarde – persiguiendo decepcionantes humanos en busca de un taxi – la mayoría de las veces sí que acierto y termino localizando alguna de sus madrigueras suburbanas: directa a su país inventado, que lleva a fiestas del té, conciertos de flores raras, distintas dimensiones de mi propia realidad.

CARMEN LAFORET: LA CRUELDAD DE LAS COSAS PEQUEÑAS

CARMEN LAFORET: LA CRUELDAD DE LAS COSAS PEQUEÑAS

Originalmente publicado en Contexto y Acción

“Y sin embargo, hay algo en su vida de huida, fuga, deserción… Como un saltamontes, bromeaba a veces con sus interminables idas y venidas: Alicante, Cercedilla, Barcelona, Roma, Ávila, Mallorca, Santander, Seattle, Washington, Madrid… Viajes en coche cama, estaciones de tren, aviones, nomadismo, horror a tener un domicilio fijo, sobre todo después de separarse de su marido, en los primeros setenta”

Para leer el texto completo, pincha AQUÍ

 

Carmen Laforet

Carmen Laforet

HABLANDO DE LA SEÑORA OBDULIA

Y HABLANDO DE LA SEÑORA OBDULIA

Madre del amor hermoso.

Y yo pensando que me había quitado el embrollo de encima: pues mire usted por donde, que la protagonista no está para nada conforme con… su cuento.

Me la acabo encontrar en el ascensor: venía a reclamarme, nada menos, porque el final de mi segunda historia no le ha gustado “pero nada de nada” y desde luego “no sirve” – con todos sus respetos a mi licencia del autor”

– Fíjese usted que en verdad, no hay una sola cosa en el texto que sea mentira – cierto es, no le estoy acusando de nada – Pero es que si no cuenta la historia entera, explicando requetebien como acaba al final y todo, los vecinos se van a terminar creyendo que he perdido la chaveta. “Y eso sí que no me gustaría a mí nada: encontrármelos en el mercado y que me huyan pensando que estoy enajenada (y para más inri se queden sin escarmentar, que no, que no)” …

Lee el resto de esta entrada

Photoshopeando

Photoshop, Lightroom y fotografía digital

polychromedotblog.wordpress.com/

A colorful Art and Fashion blog

Espectro Visible

notas, estudios y reflexiones sobre fotografía

Librospdfgratis.org Descarga todo tipos de libros y revistas gratis

Librospdfgratis.org La mejor pagina para descargar libros y revistas en pdf de manera facil y gratis

Ana Lara FormArte

Life is Art. Live your Colours

Jose Bravo

Photo & psychotherapy

FERNANDO DÍAZ

Como coach social certificado te puedo acompañar para salir de donde no quieres estar y llegar a un sitio que consideres mejor para ti. Llámame.

Fotografia Documental

Documental Muisca Sesquie Colombia